10827158267
top of page

El monstruo destructor de sueños

Muchas veces escuchamos a personas comentar “siempre escucho a mis padres decir que, si hubieran tenido una oportunidad, les hubiera gustado tener un negocio exitoso o haber estudiado en la universidad para tener una vida exitosa, pero el mounstruo destruyó ese sueño.


La verdad, es que cada uno de nosotros tiene sus propios monstruos que intentaran destruir los sueños de hacer algo importante en la vida.


En lo personal pense ¿Cuáles habían sido mis monstruos? por supuesto que hubo varios y todavía siguen apareciendo. Esos monstruos destructores son aquellas excusas que nos paralizan cuando queremos emprender algo, por ejemplo: Las dificultades económicas, las posibilidades de prosperar en el país donde nacemos, la competencia desleal, la corrupción y muchos más; unos mayores y más fuertes que otros. ¿Cuáles son tus monstruos? Quizás los mismos.


¿Cómo aparecen estos monstruos?


Aunque pareciera una pregunta que antes he contestado, la respuesta podría estar incompleta. Estos monstruos aparecen cuando las posibilidades de mejorar menguan, cuando has intentado una y otra vez y terminas donde empezaste, o simplemente porque te volviste un consumidor y no un productor.


Frases comunes en tales personas: “Así nací, así voy a morir”, “Es lo que me toca”, ” Así es la vida”, “Ni modo”, “Tengo miedo” “¿Y si me va mal?”. Poco a poco, sus frases se van haciendo una realidad y le van dando vida al monstruo a quien un día culparan que ha destruido sus sueños.


Los Monstruos legendarios:


Los monstruos destructores de sueños siempre han estado entre nosotros, Jesús mismo relato la historia de un hombre cuyo monstruo se notó al encomendarle una tarea.

Mateo 25,14-30 lo da a conocer como el hombre al que le dieron un talento para multiplicar, esto es una oportunidad, pero el monstruo destructor de sueños y oportunidades no le dejo desarrollarse.


Pareciera que la historia de la Biblia, todavía se repite una y otra vez en nuestro tiempo, especialmente en los estratos más pobres de la sociedad.


Pero no fue sino hasta que vino a quien tenía que rendirle cuentas, que se notó su debilidad y por no haber hecho lo que debió, tuvo una gran reprimenda.


“Se que eres hombre duro”, “Tuve miedo de perderlo”, “No quise correr riesgos” Estos fueron las excusas de este hombre, en resumen, su monstruo fue: ¡El miedo! ¿Cuál es el tuyo?


No te preocupes, sé que estás pensando cuanto tiempo has estado escondido por tener miedo al monstruo destructor de sueños, pero no solo eres tú, siempre ha habido personas que por no arriesgarse a perder lo único que tienen se esconden y se conforman con lo que el monstruo les da.


Lo mismo pasa con muchas personas, tienen un trabajo que no les gusta o no es lo que realmente desean pero que les provee para sobrevivir y con eso se conforman sin arriesgar nada. El tiempo pasa, el monstruo los consume y entonces aparece la expresión “si hubiera” como que ya no se pudiera hacer nada. Pero no es así.


Como podemos vencer nuestro monstruo:


Lo difícil es, que nadie más que usted puede vencer su monstruo.

Una manera de comenzar a vencer al monstruo destructor de sueños, es no viendo lo que tienes enfrente, sino viendo lo que puedes llegar a hacer,


  1. Establece metas claras: Define tus sueños y objetivos de manera específica. Tener una visión clara de lo que quieres lograr te ayudará a mantener el enfoque y la motivación.

  2. Crea un plan de acción: Divide tus metas en pasos concretos y alcanzables. Tener un plan detallado te permitirá avanzar de manera constante y te dará una sensación de control.

  3. Rodéate de personas positivas: Las personas con las que te rodeas pueden influir en tu actitud y motivación

  4. Aprende de los fracasos: Ve los fracasos como oportunidades de aprendizaje en lugar de derrotas. Analiza lo que salió mal, ajusta tu enfoque y sigue adelante con más sabiduría y experiencia.

  5. Celebra tus logros: Reconoce y celebra cada paso que das hacia tus metas. Celebrar tus logros, por pequeños que sean, te motivará a seguir adelante.


Recuerda que perseguir tus sueños es un viaje continuo. Con perseverancia, determinación y una actitud positiva, puedes vencer cualquier obstáculo incluso derribar al monstruo destructor de sueños.




14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page