10827158267
top of page

Cómo los propietarios de negocios pequeños pueden deducir su oficina en casa de sus impuestos


La deducción por el uso comercial del hogar permite a los contribuyentes que reúnen los requisitos necesarios deducir ciertos gastos de casa (en inglés) cuando declaran impuestos. Para reclamar la deducción por el uso comercial del hogar en su declaración de impuestos de 2021, los contribuyentes generalmente deben usar exclusivamente y regularmente parte de su casa o una estructura separada en su propiedad como su lugar principal de negocios.


Aquí hay algunos detalles acerca de esta deducción para ayudar a los contribuyentes a determinar si pueden reclamarla:

  • Los empleados no pueden reclamar la deducción por el uso comercial del hogar.

  • La deducción por el uso comercial del hogar, calculada en el Formulario 8829 (en inglés), está disponible tanto para los propietarios como para los inquilinos.

  • Hay ciertos gastos que los contribuyentes pueden deducir como los intereses hipotecarios, los seguros, los servicios públicos, las reparaciones, el mantenimiento, la depreciación y el alquiler.

  • Los contribuyentes deben cumplir unos requisitos específicos para reclamar los gastos de la vivienda como deducción. Incluso así, el importe deducible de este tipo de gastos puede ser limitado.

  • El término "vivienda" en términos de esta deducción:

    • Incluye una casa, apartamento, condominio, casa móvil, barco o propiedad similar.

    • También incluye las estructuras en la propiedad. Estos son lugares como un garaje independiente, un estudio, un granero o un invernadero.

    • No incluye ninguna parte de la propiedad del contribuyente usada exclusivamente como hotel, motel, hostal o negocio similar.


  • Generalmente, existen dos requisitos básicos para que la vivienda del contribuyente pueda calificar para la deducción:

    • Por lo general, debe haber un uso exclusivo de una parte de la vivienda para llevar a cabo el negocio de forma regular. Por ejemplo, un contribuyente que usa una habitación adicional para llevar a cabo su negocio puede deducir la oficina en casa sólo por esa habitación adicional, siempre y cuando se use de forma regular y en exclusiva para el negocio.

    • La vivienda debe ser, por lo general, el lugar principal de trabajo del contribuyente. El contribuyente también puede cumplir este requisito si las actividades administrativas o de gestión se llevan a cabo en el domicilio y no hay otro lugar para realizar estas tareas. Por lo tanto, una persona que realiza actividades comerciales fuera de su casa, pero que también usa su hogar para llevar a cabo sus actividades comerciales, aún puede tener derecho a la deducción por el uso comercial del hogar.


  • Los gastos relacionados con una estructura separada no unida a la vivienda pueden calificar para la deducción por el uso comercial del hogar. Sólo podrán calificar si la estructura se usa exclusivamente y regularmente para la actividad empresarial.

  • Los contribuyentes que cumplan con los requisitos pueden elegir uno de los dos métodos para calcular la deducción de los gastos de la oficina en casa:

    • La opción simplificada (en inglés) tiene una tasa de 5 dólares por pie cuadrado del uso comercial de la vivienda. El tamaño máximo para esta opción es de 300 pies cuadrados. La deducción máxima bajo este método es de $1,500.

    • Cuando se usa el método regular, las deducciones por una oficina en casa se basan en el porcentaje de la casa dedicado al uso comercial. Los contribuyentes que usan una habitación entera o parte de una habitación para llevar a cabo su negocio tienen que calcular el porcentaje usado de la casa para las actividades comerciales para deducir los gastos indirectos. Los gastos directos se deducen en su totalidad.


38 visualizaciones0 comentarios

Коментари


bottom of page